FANDOM


Literatura y afectación

La afectación es un fingimiento, exterioridad ridícula y poco natural, estudio o presunción en las maneras o modales, acciones, etc., así como la ostentación de cualidades que no se poseen.

La afectación en todos los terrenos, tanto en el arte como en la literatura o en la vida ordinaria, es prueba de muy mal gusto por apartarse de lo natural y sencillo, cualidades sin las cuales no cabe la verdadera elegancia si bien hay que confesar que es vicio que ha afligido a la sociedad en todos los tiempos.

En literatura la afectación se revela por la ampulosidad de la frase, el abuso de la antítesis, lo rebuscado de las imágenes y muy especialmente por el pormenor, rebuscado y limado con tan paciente esmero y pulcritud como falta de ingenio; ningún país se ha visto libre de tal plaga en la que cayeron eminentes escritores franceses e ingleses, así como el español Góngora y otros literatos ilustres. El culteranismo por ejemplo tenía por objetivo lograr el máximo de expresión estética no para aclarar el mensaje mediante el procedimiento de la paráfrasis, sino para impresionar y confundir con lo laberíntico, sensorial y disperso de la expresión. El poeta Pedro Espinosa parodió este estilo en su Burla de quiméricos argumentos en el que tras tres estrofas llenas de figuras y conceptos enrevesados se termina el poema diciendo:

Tú, mirón, que esto miras, no te espantes
si no lo entiendes; que, aunque yo lo hice,
así me ayude Dios que no lo entiendo.

Música

Se dice cantar o tocar con afectación cuando no se ejecuta la música con aquella naturalidad necesaria para no excederse ni traspasar los límites del buen gusto.

Ver también

Referencias