FANDOM


El niño con el pijama de rayas

El libro de John Boyne

El niño con el pijama de rayas (título original: The Boy in the Striped Pyjamas) es un a novela de ficción histórica del escritor irlandés John Boyne.

Personajes

  • Bruno: Es el protagonista de la historia. Es un niño alemán de corta edad (unos ocho años) hijo de un oficial de la SS. A lo largo de la historia (que muestra cómo Bruno ve las cosas) se puede ver la evolución y los pensamientos que Bruno tiene acerca de "la granja" (que es en realidad un campo de concentración) y sus integrantes, que visten un extraño pijama de rayas.
  • Shmuel: Es un niño judío de la misma edad que Bruno (ya que nacieron el mismo día) preso en el campo de concentración. Bruno lo conoce cuando éste se aventura a recorrer la verja del campo. Shmuel, a diferencia de Bruno, está desnutrido y sucio.
  • Gretel: Es la única hermana de Bruno. Con la cual se lleva mal al principio, pero mas adelante se iran entendiendo
  • Padre: Ralph
  • Madre:
  • Abuelos: El abuelo, Matthias, regenta un restaurante. Y la abuela, Natthalie, es cantante y lo demostraba en las cenas de Navidad
  • Teniente Kotler: Oficial asignado al campo de concentración, cuya conducta es extraordinariamente violenta.

Resumen

¡ATENCIÓN!: Según el editor del libro, "es importante empezar a leerlo sin saber de qué trata".

Uniforme de prisionero Sachsenhausen

Uniforme de prisionero del campo de concentración de Sachsenhausen

Estamos ubicados en la época nazi. Bruno es un niño de ocho años que juega por las calles de Berlín con sus amigos. Su padre es militar de alto rango. Vivían en Berlín, pero con el comienzo de la construcción de los campos de concentración su padre debía estar cerca de éstos para poder realizar su trabajo y su mandato. De manera que toda la familia hizo una fiesta de despedida en la casa de Berlín, a la que vinieron altos cargos, y sus abuelos, a los que apreciaba mucho. Él no entiende en que trabaja su padre, sólo sabe que su trabajo es muy importante y por ello la mudanza temporal. En la fiesta la abuela de Bruno, la madre de su padre, llamado Ralf, le comenta su malestar a su hijo, por el trabajo que está realizando, el cual le parece de mal gusto, una barbaridad, pero su hijo no quiere escucharla, el padre se siente orgulloso de éste. Al día siguiente se marchan, Bruno se despide de sus amigos, y se van a la nueva casa.

Bruno no se encuentra a gusto en la casa nueva. Tiene prohibido salir a los alrededores a explorar, lo que tanto le gusta hacer a él. No tiene más remedio que visitar a su hermana. Ella tampoco está muy a gusto pero acepta el trabajo de su padre y se aguanta, porque para su padre es muy importante ese trabajo. En esta casa nueva, no había niños, no había vecinos, estaba en el campo, y eso aburría mucho a Bruno, que añoraba jugar con sus amigos. Estando Bruno en su cuarto, veía de lejos niños mayores, vestidos todos iguales, con un pijama de rayas, se preguntaba por qué estaban en aquella granja tan rara. Gretel, su hermana se había traído todas las muñecas, tenía el cuarto lleno, y se pasaba el día peinándolas. Estuvieron hablando y Gretel le dijo que donde estaban se llamaba Auschwitz. A Bruno le resultó extraño ya que su casa de Berlín no tenía nombre. Bruno le comentó que había más niños pero que no parecían simpáticos, y todos iban vestidos iguales. Entonces Gretel quedó extrañada ya que les habían dicho que no había más niños, Bruno la llevó a su cuarto y le enseñó lo que veía desde su ventana. Comenzaron a preguntarse quienes eran y donde estaban las madres y niñas porque sólo había varones. Todo a su alrededor era bonito, había flores, césped, pero dentro de aquella alambrada horrible era todo barro, no había nada de césped, y era horrible, tenía muy mal aspecto. Veían muchas cabañas y personas, debía haber miles, pero no parecía una granja porque no había animales, y la gente parecía muy triste.

Bruno fue llamado al despacho de su padre. Éste le consultó si le gustaba el lugar y añadió que no, su padre le comentó que había que sacrificarse por la familia, que el de pequeño también lo hizo. Bruno le dijo si había hecho algo malo, a pesar de ser tan importante lo habían mandado a un lugar muy feo, de manera que su conclusión era que había hecho enfadar al "Furias" y lo había enviado allí. Entonces Bruno preguntó a su padre quienes eran los que estaba dentro de aquella valla, su padre le dijo que no eran personas, y que debía cumplir todo lo que se le mandara, y portarse muy bien, Bruno no protestó y se marcho con un ¡hi Hitler! Que para él significada hasta luego.

Bruno estuvo hablando con la criada, María, porque se aburría mucho, y le hacía muchas preguntas, ella le contó que gracias a su padre tenían trabajo, y vivía bien, que su padre no era malo y que había que respetar su trabajo y obedecer, no había que juzgarlo. Ella le hizo darse cuenta que aunque protestaran no tenían nada que hacer, eran las ordenes de su padre, y quisieran o no debían estar allí, de manera que era mejor estar de buen humor y obedecer sin hacer preguntas. S Salió a la puerta en busca de una rueda vieja para hacer un columpio, pero no vio ninguna, encontró a su hermana hablando con el teniente Kotler, su hermana se estaba haciendo la mayor. Bruno se acercó y le pidió si le podría ayudar a buscar una rueda, entonces este dio una voz a Pavel, un hombre mayor vestido con pijama de rayas, le dio la orden de que fuera con Bruno a buscar un neumático y que lo llevara donde el niño le dijera, éste obedeció sin más. Dos horas después Bruno calló de su columpio y se hizo una herida, en aquel momento solo estaba Pavel pelando patatas, acudió corriendo y curó al niño, éste quiso darle importancia a la herida, y Pavel le dijo que era poca cosa, Bruno le miró y le dijo que no podía saberlo porque no era médico, y Pavel contestó que sí era médico, Bruno se extrañó, si es médico por qué pela patatas, entonces Pavel le dijo que era médico. Cuando llegó su madre le contó lo ocurrido, y mandó a Bruno a su cuarto, le dijo a Pavel que a su marido le dirían que lo había curado ella. Bruno lo escuchó desde fuera y se sintió mal de que su madre hiciera eso.

Ralf decidió poner un profesor a los niños, ya que pasaban mucho tiempo sin hacer nada, el profesor era alemán y les enseñaba bajo una línea del nazismo. Una tarde Bruno ya estaba aburrido de estar encerrado y mientras su madre dormía se fue de exploración del terreno, entonces vio una mancha, y ando largo a rato hasta que la mancha se convirtió en un niño igual que él, pero que estaba dentro de la valla que veía desde su casa, llevaba ese pijama de rayas, y en brazo una insignia de la estrella de David. Entonces Bruno empezó a hablar con el niño, tenía su misma edad, le dijo donde vivía. Bruno le preguntó si tenía amigos, este respondió que sí, Bruno le dijo que no había derecho, él estaba dentro de la valla y podía jugar con sus amigos y Bruno estaba fuera solo. Shmuel le dijo que era de Polonia, su madre era maestra y su padre relojero, Bruno le dijo que él era de Alemania, que era el mejor país porque allí eran superiores, y le contó que le encantaba jugar a los exploradores, pero no podían juntos porque estaban separados por la valla. Una noche vino el Furias a cenar, Gretel y Bruno debían estar estupendos para la visita, debían portarse muy bien. A Bruno no le agradaba el "Furias", le parecía muy serio, vino acompañado por una señorita llamada Eva, la cual era más simpática y agradable. Poco después los niños se retiraron a los cuartos para que los mayores pudiesen hablar de los grandes proyectos que tenían el furias para Ralf.

Al siguiente día Bruno volvió a visitar a su nuevo amigo, al cual lo dejó con una pregunta pendiente, que era ¿Qué hacían allí? A la cual Shmuel contestó que lo único que sabía era que él estaba en su casa, con sus padres, y que los arrestaron y les quitaron lo que tenían, Bruno le preguntó quién les quitó sus cosas, y Shmuel respondió que los soldados. Que le obligaban a llevar la estrella de David, entonces Bruno le dijo que su padre también llevaba una insignia y se la dibujó en el suelo, era el símbolo nazi. Le contó que estuvo viviendo con su madre su padre y su hermano todos juntos en una habitación porque así le dijeron los soldados que debía ser, Bruno quedó sorprendido porque tanta gente dormían en un lugar muy pequeño. Shmuel siguió con su historia, luego los metieron en los vagones, estaban muy llenos, no podían respirar y olía muy mal, a lo que Bruno contestó que seguro que se metieron todos en el mismo, porque es suyo estaba vacío. Shmuel le dijo que no creía que le dejaran ir en su vagón porque no había puertas, después de bajar del tren les hicieron ir andando hasta el campo, Bruno replicó que él fue en coche, Shmuel se entristeció al contar la historia, pero Bruno no entendía el porqué ya que él había pasado por lo mismo según su punto de vista. Bruno le preguntó si jugaban a algo, y Shmuel le dijo que no podían jugar, entonces éste le preguntó si tenía algo de comida, a lo que Bruno contestó que no, y le dijo que cuando quisiera podía ir a cenar a su casa, o que podría ir él a cenar con ellos. Pero la valla les separaba, Bruno pensó que podía colarse, de repente Shmuel dejo que tenía que volver que ya se verían otro día.

Al día siguiente Bruno se llenaba los bolsillos de comida cuando fue sorprendido por María. Le preguntó qué pasaba con Pavel, porqué dejó de ser médico para ser su camarero, y María le contó la historia. De manera que Bruno llegó tarde a la alambrada, estaba su amigo esperando y le dio la comida, le contó el porqué de su retraso. Bruno le preguntó si conocía a Pavel que vivía en su lado de la alambrada, Shmuel le dijo que no, que vivían miles de personas a ese lado y no lo conocía. Bruno dijo que quería ser de mayor soldado a lo que Shmuel le dijo que los soldados eran malos, Bruno le dijo que no todos eran malos, que su padre no era de esos, no era como el teniente Kotler. Aquella noche el teniente Kotler fue a cenar a su casa, Pavel estaba muy despistado y no hacía bien su trabajo. Ralf comenzó a preguntar al teniente por su familia, su padre se fue del país, entonces Ralf comprendió que el teniente Kotler había olvidado mencionar sus raíces antes de servir a Alemania. Entonces Kotler se enfadó con Pavel y lo sacó de la sala para darle una buena paliza, nadie hizo nada, y Bruno estaba estupefacto con la situación.

Bruno volvió de nuevo con su amigo, al que encontró con un ojo morado, pero Shmuel no quería hablar de ello. Le dijo que hacía frío para que fuera solo con el pijama de rayas, pero éste contestó que no tenía otra cosa, Bruno no podía creerlo, no tenía más ropa. Al día siguiente no pudo ir a visitarlo porque llovía copiosamente, y se dispuso a leer, entró su hermana en su cuarto para ver que hacía ya que ella también se aburría mucho en aquel lugar, entonces a Bruno se le escapó lo de su amigo, y para solucionarlo le dijo a su hermana que tenía un amigo imaginario, que hablaba mucho con él, que le contaba sus cosas, y jugaba con él. A Gretel no le sorprendió y se lo creyó porque decía que su hermano era muy pequeño y era normal ese comportamiento.

Durante varias semanas estuvo lloviendo y no pudo ir a visitar a su amigo, se comenzó a preparar una fiesta que se daría en su casa, entonces Bruno fue a la cocina y se encontró con Shmuel, se quedó asombrado, le dijo que estaba allí porque necesitaban a alguien pequeño para meter las manos en las copas y dejarlas bien limpias. Bruno le ofreció comida, pero este se resistió, y finalmente accedió, entonces entró Kotler, y preguntó porqué estaba comiendo y quién se lo había dado, respondió que Bruno, éste muy asustado dijo que no, que era mentira que no lo conocía de nada y que no le había dado comida. Respondió así por la actitud del teniente Kotler, por su agresividad, que le hizo asustarse, y también porque él no sabía el tipo de castigo que podría llevarse su amigo.

Bruno seguía andando cada día a la alambrada, pero no había nadie. Imaginó que su amigo estaría enfadado por lo ocurrido. Pero un día si estaba, lo vio muy magullado, y le preguntó si se había caído de la bicicleta, pero no le dejo responder añadiendo que era normal, que él también se había caído muchas veces. Una tarde Bruno entró al cuarto de su hermana, para preguntarle por qué estaba allí aquella gente, a lo que ella repuso que no eran gente, que no los querían que eran judíos, y eso significa ser malos, y deben estar encerrados todos juntos para que no causen daño. Bruno no entendía nada, cada vez estaba más confundido. Más tarde la madre tuvo que rapar la cabeza a sus hijos porque habían cogido piojos.

Un día su madre ya no aguantaba más, quería irse de allí y llevarse a los niños, no consideraba eso un trabajo, era una barbaridad lo que estaban haciendo, y no quería que sus hijos crecieran rodeados de eso. Entonces el padre preguntó a sus hijos si estaban a gusto, respondieron que sí, pero añadió que se irían a con su madre, luego él les acompañaría. De manera que debía ir a contarle a su amigo que le quedaba poco tiempo que estar allí. Cuando llegó estaba llorando, no encontraba a su padre, entonces Bruno ideó un plan, ayudar a su amigo a buscar a su padre, pasaría por la valla, había un roto porque el que cabía un niño, lo harían el siguiente día, para ello debía Shmuel conseguir un pijama de rayas para Bruno. Y así quedaron. Estuvo lloviendo muchos días y no pudo ir a visitar a su amigo, ya pensaba que se tendría que ir sin despedirse de su amigo, pero finalmente dejó de llover y pudo ir a verlo. Shmuel le preparó el traje y éste se cambió, era igual que él pero más gordo, y pasó por debajo de la alambrada, fueron a buscar por los barrancones a su padre, cuando más buscaban más se daba cuenta Bruno que aquel lugar no era como esperaba, que quería irse porque tenía miedo, pero le había hecho una promesa a su amigo y no podía fallarle. Entonces de repente se vieron envueltos entre mucha gente y comenzó a llover, entraron a una habitación grande, Bruno pensó que debían meterlo allí porque estaba lloviendo, para que no se resfriaran. Les dijeron que se quitaran la ropa que iban a ducharse, extrañados los niños cumplieron órdenes y entraron en las duchas. No se volvió a saber nada más de Bruno ya que habia muerto con su amigo agarrados de las manos.

Referencias

  • Original en inglés: John Boyne: (The) Boy in the Striped Pyjamas. ISBN 0385751532 (varias ediciones)
  • Traducción al castellano de Gemma Rovira: John Boyne: El niño con el pijama de rayas. ISBN 9788498380798 (varias ediciones)

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar